WEHRLE provee una Ósmosis Inversa a una empresa tailandesa de gestión de residuos.

Existe una gran demanda a nivel mundial de la tecnología de Ósmosis Inversa (OI) para el tratamiento de los lixiviados de vertedero. Tailandia es uno de los países que apuestan por esta tecnología. De hecho, esta nueva planta será la quinta de OI que WEHRLE instalará en Tailandia.

Junto a su socio tailandés E-Square, WEHRLE suministrará una planta de Ósmosis Inversa de dos etapas en el vertedero de Phetchaburi, al sur de Tailandia. En este vertedero se producen aproximadamente 125 m3/d de lixiviado con una muy alta concentración de DQO y sales disueltas. Con el propósito de reducir la elevadísima carga de DQO de 12.500 kg diarios (100.000 mg/l), el lixiviado se trata inicialmente en un proceso anaeróbico. En una segunda etapa, se introduce en la OI para tratamiento adicional y separación de sales. Las dos etapas de OI permiten reducir la carga de DQO restante así como las sales disueltas en un 99%. El lixiviado se trata para su descarga directa a un río cercano y para su reutilización en diferentes procesos. El concentrado resultante se usa para el enfriamiento de escoria.

La puesta en marcha de la instalación está prevista para junio de 2017.

La ventaja de la tecnología de Ósmosis Inversa de WEHRLE es su idoneidad para poder operar satisfactoriamente en el tratamiento directo de lixiviados con altas concentraciones orgánicas e inorgánicas, así como con lixiviados que presenten un muy elevado contenido de sales disueltas.

Noviembre 2016